27 May, 2014

Lujos de la maternidad

No, no voy a escribir sobre brillantes ni autos caros, tampoco voy a escribir sobre dormir noches enteras o poder tener la vida de pareja que uno solía tener cuando era parte de los DINK (double income no kids). Voy a hacer una breve lista (ustedes saben cuánto me gustan las listas!) para enumerar aquellas pequeñas cosas que con la maternidad he perdido y que ahora considero un lujo:

  • Ir al baño sola: Con un caminador con altura suficiente para abrir las puertas, esto es es un lujo que no es fácil darse, después que instalamos la traba en la puerta para tener privacidad, nuestro hijo cuando la encuentra cerrada, la golpea de tal manera que uno apura el trámite para salir cuanto antes.
  • Darse un baño de inmersión de esos eternos, relajantes, con sales, espuma, esencias y a la luz de las velas con música clásica, es decir media hora de privacidad sin interrupciones. Imposible, si el niño no te reclama, el padre no encuentra algo o algún familiar hace sonar tu teléfono para escuchar sobre la nueva y última gracia de la criatura.
  • Ver una peli entera sin sucumbir al sueño o ser requerido por el niño en cuestión.
  • Tener conversaciones de teléfono con otro adulto sin comentarios sobre caca o pis o cualquier cosa relacionada a la criatura.
  • Caminar por la calle sin recibir opiniones gratuitas sobre como es el chico, lo mal que uno lo cria (porque siempre es para decir lo mal que lo haces) o si estás embarazada sobre la panza, o el futuro sexo de la criatura, etc.
Tengo muchas más... pero abro la lista, ahora cuenten uds. sus lujos maternales... las leo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips