04 March, 2013

Llegó la hora de las confesiones

Hace unos días, leí este post y me sentí muy identificada. Por lo que decidí sincerarme y armar mi propia lista de confesiones. No sé si serán de mala madre, pero creo que son inseguridades de madre novata.
  1. No me preparé mucho, no leí sobre lactancia, ni apego, ni nada, me basé en mi sentido común que a veces falla y a veces acierta.
  2. No me caen bien ni Stivill ni Carlos González, no le creo a ninguno de los dos, porque no son ni mujeres ni madres. No me banco a un tipo diciendo que tengo que dormir con mi bebé ni tenerlo siempre a upa cuando él no vivió lo que eso significa para la individualidad de una mujer. Ni a otro, que no sintió como le chorrean las tetas cuando un bebé llora.
  3. Y acá voy a parafrasear a Angulita, tengo cero autoridad con la niñera, pero si se va, me muero.
  4. Tengo una relación muy cercana con la pediatra, chateamos por whatsapp y son más las veces que le digo mi pediatra que la pediatra de Félix.
  5. Me cuesta muchísimo cuidar mi vocabulario frente a niños pequeños, el mío incluído.
  6. Me costó hacer las paces con la cesárea pero ahora creo que la volvería a elegir.
  7. La lactancia fue una de las cosas más difíciles de mi vida, y no creo haberla disfrutado mucho.
  8. Hice cosas que juré que no haría: Limpiarle la cara con mi saliva, comer su comida masticada cuando me la ofrece, darle galletitas, gaseosa o que vea la tele.
  9. Me fui de viaje por trabajo cuando Félix tenía dos meses y medio, por cuatro días.
  10. Creo, y acá me van a colgar de los ovarios, que la maternidad no es para todos, que a mí reconciliarme con la desigualdad del hombre y la mujer en este caso me costó un montón, y que tiene días que son muy difíciles.
Y quiero hacer un par de adendums

  1. No tengo idea de dibujitos, "celebridades", canciones y actividades para niños, salvo algunas cosas que recuerdo de chica y voy aprendiendo gracias a Internet. (como hacían las mamás de antes sin pañales descartables, esterilizador para microondas ni Internet?)
  2. Le pido a Dios que mi hijo nunca conozca Panam, o el Sapo Pepe, y creo que llegaría al extremo de prohibirlos. (soy así s Snob)
  3. La primera vez que llevé a Félix sólo en el auto, tuve un bloqueo porque lloraba y solo pude cantarle La Marsellesa. (15 años en ese colegio me provocaron daños irreparables) y traté de cantarle el himno nacional pero no me lo acordé. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips